Salud mental de latinos y sus barreras

Nubes oscuras sobre un cielo gris. (Foto archive Cronkite Noticias)

PHOENIX – Los trastornos mentales más comunes entre los latinos son la ansiedad, depresión, estrés postraumático y alcoholismo. Las comunidades latinas muestran una susceptibilidad similar a la población en general, sin embargo experimentan disparidades que afectan la forma en que reciben atención de salud mental, de acuerdo a la Asociación de Ansiedad y Depresión de América (ADAA, por sus siglas en inglés).

ADAA indicó que solo un 20 por ciento de los latinos que experimentan algún síntoma de un trastorno psicológico hablan con un médico acerca de sus problemas. Mientras que solo un 10 por ciento de latinos se comunican con un profesional de salud mental. 

Jacqueline Frances de Phoenix, dijo que es bipolar y que fue afectada debido a la falta de información sobre la salud mental.

“Cuando era una adolescente enfrenté mucha depresión y ansiedad y no fue hasta cuando tenía 18 años que supe que estaba experimentando episodios maníacos”, dijo Frances. “Fue bastante difícil porque en ese momento pensé que me estaba volviendo un poco loca”.

Según ADAA, solo uno de cada cinco latinos con síntomas de trastornos psicológicos acuden a un médico. Una gran barrera para el tratamiento de trastornos mentales en la comunidad hispana, al igual que con otros grupos de minorías, es hablar de las emociones porque no es parte común de su cultura, señala la entidad.

En el caso de Frances, ella dijo que buscó ayuda para poder entender lo que estaba sucediendo y formó un grupo de apoyo en su familia.

“No creé ninguna barrera con mis hermanas porque soy muy cercana a ellas, así que ese es mi sistema de apoyo principal donde puedo ir con ellas y hablarles sobre cómo me siento”, dijo Frances. 

ADAA señala que hay una falta de comprensión y conocimiento con respecto a la salud mental, algo que aumenta el estigma asociado con la enfermedad mental. Asimismo, el idioma es una barrera, ya que muchos profesionales médicos no hablan español, y aquellos que sí lo hacen no entienden los problemas culturales que enfrentan los latinos. Otras barreras incluyen la falta de seguro de salud, el estatus migratorio y el diagnóstico erróneo.

La doctora Ana Sierra de Washington, DC, dijo que la falta de información y confusión sobre la salud mental es otro de los problemas.

“Existen barreras por las que no vamos al psicólogo”, dijo Sierra. “De que tenemos miedo, pensamos que eso es algo de locos cuando no lo es”. 

Sierra dice que buscar ayuda es un paso muy importante para las personas que enfrentan problemas de salud mental ya que esto pudiera prevenir serias consecuencias.

“Al momento que una persona de nuestra comunidad llega a un profesional de la salud mental es usualmente cuando está en crisis, en un momento donde la persona ya no puede más con lo que está ocurriendo en su vida”, dijo Sierra. 

De izquierda a derecha Jacqueline Frances y sus hermanas Jeanette, Noemí y Leslie disfrutando de un día de campo. (Foto cortesía Jacqueline Frances)

Frances dijo que a ella también le afectó el aspecto cultural porque su madre no asimilaba lo que estaba ocurriendo con ella. 

“Fue realmente difícil para ella entender que es algo que no puedo cambiar”, dijo Frances. “Ser bipolar es algo que ya está conectado químicamente en tu cerebro”.

Frances entendió que la mejor forma de tratar un problema mental es buscar ayuda.

“Llega un punto donde tienes que enfrentarlos, y ya no va a ver a donde huir y ahí veras como mejoraras como individuo una vez que digas no estoy bien”, dijo Frances. “Siempre va haber ayuda, no tengas miedo de buscar ayuda porque no quieres que empeore tu salud mental”. 

Frances dijo que es esencial que las personas que estén pasando por problemas de salud mental recuerden que al final de la oscuridad siempre hay una luz.