Drástico verano para la vida silvestre de Arizona

PHOENIX – Las temperaturas del verano en Phoenix, Arizona alcanzaron los 110 grados Fahrenheit por cincuenta veces consecutivas hasta el 28 de agosto de este año, de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional. La ola de calor afectó grandemente a varias especies de animales silvestres reporta el Departamento de Pesca y Vida Silvestre del estado.

Denise Cavero-Hann portavoz del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Arizona (AZGFD, por sus siglas en inglés) dijo que este verano fue drástico para muchos animales. 

“Lo único que están haciendo es buscar agua y luego se van a regresar a su hábitat natural”, explicó Cavero-Hann. 

Arizona cuenta con más de 800 especies nativas de vida silvestre. Esto posiciona al estado entre los cinco mejores en toda la nación por su diversidad de vida silvestre como aves, reptiles y mamíferos. 

La sequía –principalmente en áreas remotas– ha causado que los depósitos de agua que son habilitados por AZGFD hayan sido severamente afectados. AZGFD mantiene tres mil depósitos de agua para uso de los animales silvestres del estado. 

El Servicio Meteorológico Nacional indica que desde 1895 no se habían registrado temperaturas tan altas en la región. 

La puesta de sol vista a través de las ramas de un árbol en South Mountain Park, Phoenix en un cálido día del mes de agosto 2020. (Foto por Hope O’Brien/Cronkite News)

Según Ole Alcumbrac, veterinario y propietario de White Mountain Animal Hospital, la ola de calor puede generar severos daños a la salud de los animales. 

“Los mamíferos, por ejemplo, no están tan acostumbrados a la vida del desierto como los reptiles. Requieren más agua”, dijo Alcumbrac.

Oso buscando agua en un depósito instalado en el desierto por el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Arizona. (Foto cortesía AZGFD)

Todos los años, AZGFD utiliza camiones cisterna para trasladar cerca de 1.5 millones de galones de agua a los depósitos distribuidos en diferentes partes del desierto. De esta forma los animales silvestres pueden subsistir.  

Este año la labor del Departamento de Pesca y Vida Silvestre ha sido mucho más difícil, indica Cavero. Principalmente porque han tenido que transportarse a lugares remotos en donde solo se puede llegar vía aérea. “A veces tenemos que rentar helicópteros para trasladar el agua a áreas muy remotas”, agregó Cavero.

Para poder ayudar a que la vida silvestre sobreviva, AZGFD, utiliza más de un millón de dólares anuales. Este año la entidad está pidiendo donativos a través de su portal Done Agua para poder continuar con los esfuerzos de ayudar a salvar la vida silvestre del estado.