Ganadora de concurso hace mascarillas para ayudar en pandemia

Stormie Perdash, tiene el título de Miss Shoshone-Bannock, posa con una de sus mascarillas caseras después de ayudar a distribuir alimentos a los afectados por la pandemia. (Foto cortesía de Stormie Perdash)

Cronkite Noticias está informando sobre las acciones humanitarias. Estamos compartiendo las grandes y pequeñas formas en que la gente se está ayudando mutuamente en la era del coronavirus.

PHOENIX – Stormie Perdash ha representado a su pueblo en todo Estados Unidos como Miss Shoshone-Bannock. Ahora, en medio de la pandemia del coronavirus, ella los representa de una forma diferente.

Al crecer en la reservación de Fort Hall en Idaho, Perdash recuerda lo mucho que quería el título de Miss Shoshone-Bannock, o su abreviación Miss Sho-Ban.

“Era como la cosa más genial”, dijo Perdash.

Antes de sus años de adolescencia vivió en la Reservación Indígena Flathead en Montana y vivió en Los Ángeles después de graduarse de la escuela secundaria, y pensó que su sueño había terminado. Pero el verano pasado, regresó a Fort Hall para una visita y decidió entrar en el concurso para edades de 18 a 25 años, y ganó.

“Mis primeros seis meses fueron increíbles. Los representé en Hawái, Dakota del Sur, Los Ángeles”, dijo en una entrevista. “¡Ah, Wisconsin! Además, en nuestros eventos de la comunidad local, he estado aquí también.

“Y entonces sucedió el COVID”.

Stormie Perdash muestra una noche de trabajo haciendo mascarillas faciales para ayudar a los necesitados durante la pandemia del COVID-19. Su hermana, Cree Burnett, está mapeando todos los lugares a los que han enviado mascarillas. (Foto cortesía de Stormie Perdash)

Incapacitada de viajar y permaneciendo en el interior de su morada para proteger su salud, Perdash comenzó a hacer mascarillas para cubrir las fosas nasales y la boca después de que un representante de la tribu le pidiera ayuda.

A pesar de no haber tenido entrenamiento formal, Perdash había cosido durante años, principalmente vestidos tradicionales y faldas de cinta, que simbolizan la resistencia, la supervivencia y lo sagrado. Nunca había cosido mascarillas hasta hace un mes, cuando hizo 15 y las compartió con sus 39,000 seguidores en Instagram y más de 4,000 seguidores en Twitter. Rápidamente se inundó de preguntas sobre la venta de las mascarillas.

Perdash ha hecho cerca de 1,000 mascarillas y las ha enviado a Colorado, Texas, California y Nueva York.Incluso ha enviado unas cuantas a Canadá. Los precios de $5 o $10 ayudan a cubrir los gastos de materiales y envío.

Su hermana, Kree Burnett, está creando un mapa de todos los lugares a los que las hermanas han enviado mascarillas.

La mayor preocupación de Perdash es ir a su Walmart local a buscar suministros. En un viaje de compras,todo el tejido de algodón, material de entretela, elástico y cinta se agotaron. Ahora ha recurrido a minoristasen línea como Amazon.com para conseguir suministros. Recientemente pagó $25 por envío rápido para que pudiera seguir haciendo y enviando mascarillas a los necesitados.

“La mayoría de las veces, estoy cosiendo artículos de moda para la gente que los quiere. Esta vez, estoy cosiendo mascarillas para las personas que las necesitan”, dijo.

“Tiendo a no pensar que estoy ayudando a los demás… pero realmente lo hace. Si eres una costurera principiante o una costurera avanzada, te animo a hacer mascarillas”.