Arte que cura: Los murales plasmados en paredes de un hospital ayudan a pacientes a sanar heridas emocionales

El mural terminado de Duane Koyawena dentro de la unidad de salud conductual en Flagstaff Medical Center el 12 de diciembre de 2019. (Foto cortesía de Duane Koyawena)

FLAGSTAFF – En el segundo piso de Flagstaff Medical Center, los colores brillantes y los símbolos de las naciones indígenas estallan en las paredes. Son murales pintados en amarillo, verde y azul. En uno de ellos, las olas del océano avanzan pacíficamente. Otro muestra el sol perforando con sus rayos a pinos de un verde profundo.

Los murales abarcan la mayor parte de la sección de pacientes hospitalizados de la unidad de salud conductual del hospital, donde durante aproximadamente una semana, las personas reciben tratamiento para la depresión, la ansiedad y otros problemas de salud mental.

Los murales –que fueron la visión de un artista que también es un técnico en salud mental– no solo ayudan a los pacientes a sentirse como en casa. También pueden ayudar a los pacientes a sanar, dijo Kim Alexander, directora de la unidad.

El mural terminado de Landis Bahe dentro de la unidad de salud conductual en Flagstaff Medical Center el 13 de diciembre de 2019. (Foto cortesía de Duane Koyawena)

“Necesitan un lugar para estar seguros, donde podamos estabilizarlos y obtener apoyo, ayudarlos a hacer un ajuste de medicamento si es necesario, y luego devolverlos a su comunidad”, dijo Alexander.

El arte ayuda a algunos “simplemente a empezar a hablar”, dijo, “sobre lo que sea con lo que están luchando”.

Flagstaff es una puerta de entrada a muchas de las naciones indígenas del estado, incluyendo los navajo, hopi, y havasupai. Las naciones indígenas conforman el 26 por ciento de la población en el Condado Coconino.

El centro médico ayuda a servir a esta población, y la obra de arte habla a la cultura nativa y ayuda a los pacientes de planta a conectarse con sus raíces, dijo la consejera Leona Tsinajinnie.

Los murales promueven la curación provocando recuerdos positivos y dando a los pacientes esperanza y motivación para mejorar, dijo Tsinajinnie, quien es navajo. “Te trae de vuelta a dónde eres”.

Duane Koyawena, artista hopi ha trabado en la unidad durante unos ocho años, concibió la idea del proyecto el año pasado. El hospital estaba en proceso de renovación y Koyawena escuchó que la obra de arte que antes estaba en las paredes sería retirada debido a riesgos potenciales para pacientes. Koyawena preparó a un grupo de artistas locales, incluyendo “Mural Joe” Cornelius y los artistas navajo Landis Bahe y Baje Whithorn Sr., quienes dedicaron su tiempo y talento al proyecto por dos semanas.

En sus murales, Koyawena usó símbolos y colores que la gente hopi reconocería y que les recordaría que deben luchar por la positividad y por una vida buena. Las marcas rojas en medio de un mural simbolizan la fuerza, y las montañas en la esquina representan los Picos de San Francisco, donde habitan los dioses hopi. Estas imágenes están destinadas a ayudar a los pacientes a concentrarse en la curación.

Koyawena dijo que él puede relacionarse con pacientes en la unidad debido a sus anteriores luchas con las adicciones. El arte, dijo, lo ayudó a sacarlo de esos tiempos oscuros y a reconectarse con sus raíces. Cuando ve una flor o un paisaje de montaña, le recuerda que todavía hay belleza y vida en el mundo.

Usar el arte como terapia es una filosofía y estrategia que pretende compartir con los pacientes. “Siento que estas imágenes son como esa luz del otro lado”, dijo Koyawena.

“Esa es la visión de lo que quería para estos murales… para mostrar a estas personas que hay vida tranquila”, agregó.

Las artes visuales ayudan a las personas a expresar pensamientos y emociones que “son demasiado difíciles de poner en palabras”, según un estudio de American Journal of Public Health. Los investigadores concluyeron que los dibujos y las obras de arte que producen los pacientes pueden proporcionar una perspectiva de sus enfermedades.

Según la Escuela de Medicina de Harvard, la creatividad y las artes pueden ayudar a las personas a relajarse y reducir sus niveles de estrés. Alexander y Koyawena dijeron que por el corto tiempo desde que se pintaron los murales, los pacientes han disfrutado del arte y lo que cada obra significa para ellos, indicando algunas chispas de curación.

“Al ver los pocos pacientes que han experimentado estos murales, está haciendo exactamente lo que habíamos imaginado que hiciera”, dijo Koyawena.