Informan del COVID-19 más allá del inglés

La CDC ahora ofrece información en varios idiomas sobre el COVID-19 en su página web (Foto por Delia Johnson /Cronkite News)

PHOENIX – El 16 de marzo, la Casa Blanca y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) difundieron un aviso público en las redes sociales que incluía recomendaciones para prevenir la propagación del COVID-19, la enfermedad causada por el novel coronavirus.

El problema: Por unos días solamente estuvo disponible en inglés. No había recomendaciones directas del gobierno federal para millones de personas que no hablan inglés durante una pandemia mortal y rápida.

Mientras los oficiales de salud pública son criticados por el retraso en hacer traducciones de información vital sobre COVID-19, organizaciones y gobiernos locales actuaron para llenar esa brecha. Por las redes sociales y la televisión, han ofrecido traducciones de guías en español, en la lengua de señas americana (ASL, por sus siglas en inglés), chino, árabe, coreano y otros idiomas.

Defensores en estados desde Alabama y Kentucky hasta California y Arizona están urgiendo a que los oficiales hagan más, lo cual ha provocado a algunos al nivel local a traducir la información por sí mismos.

Hace unas semanas, miembros del Tri-Caucus de la Cámara del Congreso pidieron al CDC que ofrezca traducciones accesibles sobre recursos referentes al COVID-19 en los idiomas principalmente usados en los EE. UU., incluyendo español, chino, francés, tagalo, vietnamita, coreano, alemán, árabe y ruso.

“Al prestar atención al bienestar de todos los estadounidenses, necesitamos asegurarnos que todas las personas que viven en este país tengan acceso a información que salve vidas y que pueda ayudar a prevenir o retrasar la propagación de este virus”, leía una carta firmada por miembros del Caucus Asiático y Pacífico, el Congreso de Áfroamericanos, y el Congreso Hispano.

Desde entonces, el CDC ha traducido información sobre el coronavirus a español, chino, vietnamita y coreano, y la página web sobre el coronavirus de la agencia ahora se ofrece en español, chino, vietnamita y coreano. Has click en la imagen para ir a la página de cada uno de estos documentos:

Spanish flyer
Simplified Chinese flyer

Vietnamese flyer
Korean

Mientras el número de casos confirmados continúa en aumento, los gobiernos en estados como Ohio, Míchigan, Massachusetts, Texas y Colorado han proveído más que el CDC, ofreciendo información en árabe, birmano, portugués, criollo haitiano, nepalí y otros.

De acuerdo con datos del censo, más de 65 millones de personas en los EE. UU. hablan una lengua que no es el inglés en sus casas, y cerca de 25 millones, 8.5 por ciento de la población, no hablan inglés fluidamente (“menos que muy bien” según una de las descripciones en el censo).

En Arizona, más que un cuarto de la población habla un idioma que no es inglés en casa y casi un 21 por ciento hablan español.

Con una población grande de hispanohablantes, en Arizona, organizaciones, medios de comunicación y oficinas de gobiernos locales están trabajando en proveer información correcta y recursos bilingües sobre el virus, que fue descubierto en el centro de China a fines de diciembre. El primer caso estadounidense se dio a conocer a fines de enero, según los CDC.

Alejandro Montiel, vocero de la Ciudad de Phoenix, dijo que más del 40 por ciento de la población de la ciudad es hispana y es importante comunicarse con ellos como con todos los habitantes de Phoenix.

La ciudad ha publicado folletos bilingües sobre COVID-19 y tiene un sitio en la web que es accesible en español. La información en otros idiomas está disponible dependiendo de la demanda, dijo Montiel.

Adriana Garcia Maximiliano, la jefa de personal para Carlos García, un concejal de la ciudad, dijo que su oficina está trabajando en traducir toda la información de COVID-19 al español, pero hay un flujo constante. Con información proveniente de fuentes federales, estatales, y municipales, es difícil de darle seguimiento. García trabaja en el distrito este y sur de Phoenix que tiene muchos hispanohablantes.

“Hay mucha información que nos está llegando”, dijo Garcia. “Hay mucha información falsa también. Pienso que es importante que la gente pueda depender de las autoridades para proveerles información… Es desafortunado que la administración (del presidente) no le ha dado una prioridad a eso. Tenemos un país diverso”.

Phoenix ha distribuido folletos bilingües en zonas públicas para difundir el mensaje sobre los procedimientos para el COVID-19. (Foto cortesía Ciudad de Phoenix)

Muchas familias latinas confían en los noticieros en español para las noticias, y la cadena de televisión Univision está ofreciendo actualizaciones del coronavirus cada día en varios formatos.

José Zamora, vicepresidente ejecutivo de Univision Communications Inc., dijo que 89 por ciento de su audiencia solamente ven su cadena y no ven las noticias en inglés.

“En general, las noticias y la información son sumamente importantes para vivir su vida, pero especialmente en casos como este”, dijo Zamora.

Univision ha comenzado a televisar un noticiero más amplio y creó un segmento de un hora dedicado al COVID-19.

“Tenemos una estrecha relación con la comunidad y con nuestra audiencia, pero es especialmente importante en un tiempo de crisis cuando la comunidad necesita información nacional, confiable, exacta e información local”, dijo Zamora. “En realidad, Univision llega a ser un tipo de sustento”.

Las organizaciones locales participan en informar a la comunidad también.

Puente Arizona, una organización de base que defiende los derechos de los inmigrantes en Phoenix, creó una lista de recursos sobre COVID-19 para la comunidad con la que trabajan que es en gran parte de hispanohablantes.

Isis Gil, la directora de desarrollo y finanzas para el grupo, dijo que las personas a las que sirve Puente dependen de la interacción comunitaria, que es limitada hoy en día debido al brote de coronavirus.

“Todos estamos en un punto de trauma y miedo y pánico verdadero, a pesar de que no es en dónde deberíamos estar”, dijo Gil. “Nuestra gente, como personas indocumentadas que no hablan inglés, están muy por debajo del umbral de recibir ayuda”.

Si no se provee recursos en su propio idioma, se aísla a la población, según Gil. Si la crisis continúa, la ausencia de información y comunicación sobre pasos a seguir por parte del gobierno resultará en que las personas se pongan en riesgo a sí mismas o a los demás.

Gil afirmó que muchos hispanos dependen de programas sociales que les ayudan a sobrevivir, como programas de almuerzos escolares o servicios de guardería infantil, así que entender cómo el brote afecta esos programas es una necesidad.

El Departamento de Servicios de Salud publicó información en español en su sitio el 20 de marzo, casi dos meses después de que se creó el sitio en inglés. El 22 de marzo, Doug Ducey, gobernador de Arizona, anunció el lanzamiento de una línea bilingüe directa, 2-1-1 para brindar información sobre COVID-19 en inglés y español.