Disminuye escasez de alimentos en Arizona

Elena Sánchez, residente de Phoenix dijo que por mucho tiempo tuvo dificultades financieras y que en algunas ocasiones no tuvieron alimentos. (Foto por Daria Jazmin/Cronkite Noticias)

PHOENIX – La falta de alimentos nutritivos es un problema nacional, pero en los últimos años, Arizona puso un plan que lo posiciona en el nivel más bajo en una década, según un informe federal.

Hace cuatro años, casi el 15 por ciento de los hogares de Arizona fueron considerados con falta de alimentos. Un informe del año pasado del Departamento de Agricultura de Los Estados Unidos indicó que la cifra bajó a un 12.4 por ciento.

El Departamento de Seguridad Económica (ADES, por sus siglas en inglés) puso en marcha un plan de acción en 2017. El plan consistió en combatir la falta de alimentos, exigieron que se establecieran mejores salarios para los trabajadores, que se fortalecieran los bancos de alimentos y que se desarrollara un sistema alimentario regional para hacer que la comida saludable sea accesible.

El Departamento de Seguridad Económica puso en marcha un plan para combatir la pobreza. Parte del plan consistió en mejorar el salario de los trabajadores y crear un sistema regional de alimentos. (Foto cortesía AZDA)

“Es uno de esos temas que nunca podemos darnos por vencidos”, dijo Julie Murphree, portavoz del Buro Agrícola de Arizona (AZFB, por sus siglas en inglés).

Elena Sánchez, residente del oeste de Phoenix dijo que su esposo, sus nueve hijos y ella, tuvieron dificultades financieras por mucho tiempo.

“No teníamos dinero para pagar las cuentas y el alquiler”, dijo Sánchez. “A veces no teníamos comida”.

La falta de alimentos se relaciona a menudo con el lugar donde viven las personas. El gobierno federal clasifica como inseguridad alimentaria a lugares con poco acceso a tiendas y lugares que ofrecen productos frescos y otras opciones nutritivas. Otro problema que enfrentan estas comunidades es que viven en áreas con abundancia de restaurantes de comida rápida, además de tiendas de conveniencia.

De acuerdo a Sonia Vega-López, profesora de nutrición de la Universidad Estatal de Arizona, las familias de bajos ingresos tienen dificultades para manejar su dieta y obtener los nutrientes adecuados

“Pueden estar consumiendo los alimentos que son más baratos y fácilmente disponibles, pero no necesariamente son buenas fuentes de nutrientes o proteínas de alta calidad”, dijo Vega-López.

Robert Smook, portavoz del Departamento de Agricultura de Arizona (AZDA por sus siglas en inglés) dijo que el plan de acción para combatir la falta de alimentos fue de gran ayuda para aumentar la seguridad económica de los arizonenses y hacer que los alimentos sean más accesibles, incluyendo soluciones tales como jardines comunitarios y bancos de alimentos.

“Uno de cada cuatro niños; más de 400 mil en el estado de Arizona, no saben si van a tener una próxima ración de alimentos”, dijo Jerry Brown, portavoz del Banco de Alimentos de St. Mary. Dicha entidad distribuye alrededor de 250 mil comidas al día, pero no siempre puede abastecer a las familias con tres comidas diarias que necesitan, señaló Brown.

La familia de Elena Sánchez tuvo suerte. Su marido ahora tiene trabajo y podrán arreglar su casa móvil. Además, tienen dinero suficiente para la comida, aseguró Sánchez.

“Ahora gracias a Dios, poco a poco nos estamos levantando”.